Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

Atencion

Parte del contenido que puede encontrar en este espacio es ajeno, no ha sido robado, ha sido compartido. No lucramos por compartir información, no negamos la autoria ajena de los materiales y todos han sido encontrado en sitios públicos, foros y espacios de libre acceso y gratuito.
No escaneamos revistas ni libros, todo es tomado de la red.
Si no desea compartir información no la publique libremente en Internet mas si lo hace, no se queje de la libre circulación de dicha información.
Si hemos omitido enlace fuente puede enviárnoslo para su correcta colocación.

martes, 10 de abril de 2012

El tejido y las Técnicas

La urdiembre es el grupo de hilos colocados longitudinalmente, guardando cierta tensión en el telar, de a pares para que puedan ser divididos en planos.
La Trama es el hilo que corre de un extremo a otro del tejido, entre esos dos planos, que al cruzarse lo aprisionarán.
De la disposición de esos hilos surgirán piezas de diferentes características.

Faz de Trama


Se denomina así que aquellas telas en las que se ve la trama o mejor dicho, las tramas y la urdimbre permanece oculta. Para lograr esto, los hilos de urdimbre se colocan en el telar con cierta separación, permitiendo que la trama se "quiebre" y quede a la vista, cubriéndolos. Esta técnica permite una variedad de diseños limitada solamente por la imaginación del tejedor. Un ejemplo de trabajos realizados en esta técnica son los tapices.

Faz de urdimbre


Las telas realizadas con esta técnica son aquellas en las que los hilos de la urdimbre se tienden en el telar uno junto al otro, sin dejar espacios libres; esto hace que la trama permanezca oculta. Aquí la variación de colores depende de los elegidos al urdir, y los diseños dependen de esta elección.

Tejidos Balanceados

Llamamos así a quellas telas en la que la urdimbre y trama están a la vista. Introducido por los conquistadores, este modo de tejer podemos verlo en los barraganes, cordellates y picotes; distintos términos para identificar a este tipo de telas, diferenciándose por su diseño. En muchos ponchos y mantas finas de vicuña, tejidas en telar criollo, también encontramos este tejido balanceado que se produce porque el apriete de la trama se hace con peine, lo que deja "luz" entre los pares de urdimbre, quedando así a la vista todos los hilos que componen la tela.

Tejido Llano

Es el tejido de faz de urdimbre sin labor más simple; en muchos autores también lo denominan "punto poncho" (aunque este término remite mentalmente a un tejido de agujas, muy lejos de lo que en este trabajo estamos mostrando). Se compone de pares simples (1:1) que permiten la ornamentación por listas y "guarda atada" (ikat).

El Peinecillo o Peinecilla

Es una variante del urdido que consiste en usar lanas de diferente color para cada uno de los dos hilos que componen cada par. A partir de allí el mero acto de tejer "levanta" en cada pasada uno de los dos colores, produciendo una alternativa que semeja los dientes de un peine. En este caso sigue siendo un tejido llano de caracteristicas especiales, pero también, a partir del peinecillo, levantando ciertos hilos y bajando otros pueden obtenerse dibujos.

Tejidos de urdimbre Suplementaria

Se define como urdimbre suplementaria a la que está formada por hilos que participan de la ornamentación de la pieza pero que no forman parte de la estructura.
¿Como comprobar esto?
Si a una tela tejoda con esta técnica le quitáramos los hilos que "dibujan", la pieza no perdería su estructura, pero tendría una particularidad: los hilos de urdimbre que la coforman no se cruzan uno a uno, como en el tejido llano (1:1), sino dos a dos (2:2).
En esta técnica los pares de urdimbre se componen de tres hilos, aunque los elementos del par siguen siendo dos: uno, el hilo que dibuja, en general de color vivo, y el otro, mayoritariamente de color crudo, formado por dos hilos colocados a los lados del anterior, paralelos entre sí.

Tejidos de Urdimbre Complementaria



La urdimbre complementaria es aquella que no sólo "dibuja" sino que, ademas es parte estructural de la tela obtenida. Los tejidos obtenidos presentan mayor espesor doble que los hilos se ordenan en dos capas superpuestas. Un corte longitudinal de la tela mostraría cuatro hilos superpuestos, en lugar de los dos que determinan el tejido llano. Se trata de una urdimbre de pares dobles. Existen dos tipos de telar sumergidas en este modo de urdir: el laboreo, una tela de doble urdimbre y trama única, utilizada en la ornamentación de ponchos, fajas alfombras, lamas, en lengua mapuche y alforjas; y el tejido tubular, o doble tela, utilizado exclusivamente en la confección de fajas.

Doble Faz y Falsa Doble Faz

Los tejidos de doble faz son aquellos en los que anverso y reverso presentan la misma decoración, pero de colores alternados (positivo- negativo). Pertenecen a esta categoría los tejidos realizados por urdimbre complementaria (laboreo tubular).
Para que una tela sea considerada de doble faz es condición necesaria que a cada hilo que dibuja en el anverso le corresponda uno de color contrario en el reverso.
Las telas de urdimbre suplementaria se clasifican como de "falsa doble faz", ya que no cumplen con la condición anterior aunque parezca que si lo hacen. En ellas los hilos que dibujan pasan del haz al envés, según lo requiere el diseño, pero no tienen un par que los reemplace en la cara opuesta, sólo aparece una ausencia que permite ver la trama, es por esta razón que , salvo contadas excepciones, la trama es del mismo color que la base del tejido, en general de color crudo o similar.

Tejidos de Cuatro Bordes (o cuatro orillos)

En todas las culturas prehispánicas las tejedoras confeccionan prendas, no telas. Es el criterio europeo el que incorpora el concepto de tejer telas para confeccionar prendas a partir de el para ello es imprescindible que los palos del telar queden por fuera de los hilos; y esto se logra atando uno por uno de los pares del urdimbre, quedando éstos por dentro del telar.
Se inicia el tejido por ambos extremos, terminando la tela en alguna parte de ella, cambiando las herramientas a medida que el espacio se reduce, concluyendo la labor mediante el uso de agujas.

Flecos de urdimbre y Flecos perimetrales

Ponchos y fajas presentan flecos en su terminanción. En las prendas correspondientes a la cultura mapuche unos y otras tienen flecos de urdimbre, también llamados estructurales; éstos no son más que los hilos de urdimbre que asoman en ambos extremos de la tela, retorcidos entre si dando terminanción a las prendas.
En los trarihues las fajas femeninas mapuches los encontramos trenzados y atados en dos grupos, formando parte importante de la ornamentación, con un largo superior a los 30 cm.
En los textiles "incaicos" quechuas y aymaras los ponchos presentan flecos perimetrales en los cuatro bordes. Estos se tejen aparte, contenidos en un galón o cinta, formados por la trama que sobrepasa el ancho de esta cinta. Dicho galón se cose convenientemente alrededor del poncho para ornamentarlo.
Suelen ser policromos, de colores vivos y su largo no supera los tres o cuatro centímetros. En los ponchos criollos los flecos también se agregan del mismo modo que en los incaicos. Son monocromáticos, combinados con el color predominante en la prenda, y su largo es algo mayor que en los incaicos.
Existe también otro tipo de flecadura que encontramos en textiles arqueológicos, y que ya no se hace.
Se trata de los flecos "de cinta", en los que al principio y al final de cada prenda se teje con varias tramas que toman, cada una, un pequeño número de pares de urdimbre, produciendo telas separadas y contiguas. Oportunamente, el o la tejedora puede abandonar estas tramas múltiples continuando con una sola en todo el ancho de la urdimbre, originando, ahora su una única tela.

Guarda Atada o "ikat"

Este es un proceso de ornamentación producido al teñir. La tejedora decide un diseño y de acurdo a él, va atando distintos grupos de hilos de urdimbre para que la tintura no penetre en estos sectores atados; los mapuches lo llaman trarikan y los quechuas huatay (en ambos casos estos términos significan "amarrado") Luego de haber hecho todas las ataduras necesarias quita la urdimbre del telar, tomando la precaución de colocar una cuerda (atando sus extremos entre sí, mantniendo un lazo holgado para no perjudicar el teñido) por donde va cada uno de los dos palos que la sostienen, reservando así su posición para facilitar la colocación posterior, luego de haber terminado el proceso de teñido.
Se utiliza esta técnica para confeccionar ponchos, mantas y alfombras. En la cultura mapuche, los ponchos ornados con este técnica están destinados a los caciques o gente de linaje; se los denomina Trarikanmakuñ (trarin:amarrar; makuñ:poncho).



Tomado de http://textilescachicadan.blogspot.com.ar/2011/02/el-tejido-y-las-tecnicas.html

1 comentario:

  1. Fabulosa explicación. Muy didáctica. Muchas gracias!!

    ResponderEliminar

Suscribete a nuestro semanario